Menú Cerrar

20 de Mayo: Día Mundial de las Abejas, por primera vez

Este 20 de mayo se celebra el Día Mundial de las Abejas, declarado por la Federación Internacional de Asociaciones de Apicultura con el fin de hacer conciencia mundial sobre la vital importancia de las abejas para el desarrollo de la vida en la Tierra tal como la conocemos, ya que en los últimos años se ha visto un declive alarmante en sus poblaciones alrededor del todo el mundo.

Este día fue propuesto en un principio por Eslovenia, país que resaltó la importancia de las abejas para la vida.

¿Por qué son importantes las abejas?

Las abejas son consideradas los agentes más relevantes de polinización del ecosistema. La polinización es el intercambio de polen entre las flores y su principal objetivo es lograr la reproducción de cualquier tipo de semilla y de frutas, lo que es fundamental para el mantenimiento de la vida sobre la Tierra.

Según especialistas, de cada 10 alimentos que comemos, al menos en cinco tuvieron acción directa las abejas en un 75 u 80 por ciento. Es decir que sin abejas no hay polinización y sin polinización no hay comida.

También existen otros agentes polinizadores como las avispas, las mariposas y algunos pájaros como los colibríes. En tanto que los murciélagos, los roedores y los marsupiales australianos se suman a la lista del lado de los mamíferos.

Abeja trabajando y cubierta de polen

¿Cómo se organizan las abejas?

Dentro de una colmena las abejas están organizadas de tal forma que son muy eficientes y productivas. Se clasifican en tres tipos de acuerdo con el rol desempeñado:

  • Abeja Reina: su función principal es la de poner huevecillos para asegurar la supervivencia y continuidad de la colonia;
  • Obreras: encargadas de colectar el polen, fabricar los paneles, producir la miel y cera, así como de mantener limpia la colmena;
  • Zánganos: machos que básicamente su función es la de aparearse con la abeja reina y ayudar a calentar a las crías dentro de la colmena.

¿Cuánto miel puede llegar a producir una abeja?

Una abeja necesitaría realizar aproximadamente 200 mil vuelos para extraer el néctar de las flores que le serviría para generar un kilogramo de miel. La miel es la sustancia dulce  y natural producida por abejas a partir del néctar de las plantas, o de secreciones de partes vivas de éstas o de excreciones de insectos succionadores de plantas que quedan sobre partes vivas de las mismas y que las abejas recogen, transforman y combinan con sustancias específi­cas propias, y depositan, deshidratan, almacenan y dejan en el panal para que madure y añeje. Mediante la apicultura el hombre aprovecha la miel principalmente para su alimentación.

¿Qué hacer para cuidar las abejas?

  1. Evitar el uso indiscriminado de productos tóxicos.
  2. Fomentar el consumo de productos provenientes de la agricultura ecológica.
  3. Fomentar la apicultura.

En Chapingo tenemos la gran responsabilidad como agrónomos de trabajar en un entorno donde se favorezca la reproducción de las abejas, desde la fabricación de nuevos agroquímicos amigables con la biodiversidad hasta el fomento de la apicultura que ha sido desde hace mucho tiempo el sustento para muchas familias mexicanas.

Así mismo, en Chapingo existe una optativa de Apicultura en la cual se enseñan buenas prácticas para el desarrollo de esta actividad y donde cualquier chapinguero puede asistir para aprender acerca de este magnífico oficio.

Fuentes:
https://www.minutouno.com/notas/3072851-dia-mundial-las-abejas-por-que-son-importantes-la-humanidad
– https://www.gob.mx/firco/articulos/la-importancia-del-dia-mundial-de-la-abeja?idiom=es