CHAUPEA, creador de sueños y recuerdos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Les ha pasado que hay días en los que sienten qué el tiempo pasa muy rápido y hay tantas cosas que hacer? ¿Han pensado que lo que hacen no es suficiente? O ¿Han creído que sus sueños son difíciles de alcanzar? Pues la verdad es que a mí me sucedió más de una vez estando en Chapingo y fue frustrante querer hacer algo, pero no saber cómo empezar.

Durante mi vida universitaria siempre me mantuve ocupada, iba de clases a idioma, de idioma a taller, de taller a deporte, mi día estaba lleno, pero aun así sentía que algo me faltaba, quería hacer algo que no sólo se quedará en los cuadernos, mucho menos en pensamientos y palabras, por eso decidí entrar al Programa de Formación de nuevos investigadores (PROFONI), pero aunque es un excelente programa que permite a los estudiantes involucrarse en las investigaciones de los profesores, yo aún quería algo más.

Un día una de mis amigas que también es de Recursos Naturales me invitó a una reunión en la División de Ciencias Forestales (DICIFO) sobre “algo forestal” que quizá podría interesarme, la verdad es que ese día no fui por desidiosa. Al poco tiempo hubo nuevas reuniones en las que además de informar sobre la International Forestry Students’ Assocciation (IFSA), se buscaba integrar un equipo que se encargaría de investigar los requisitos para formar un Comité Local de IFSA en Chapingo, por eso asistí a cada una de ellas, con la motivación de que podíamos iniciar algo grande entre los forestales y los de recursos naturales.

Para la selección de la primera mesa representativa de CHAUPEA, que por cierto no tenía nombre y la llamábamos como Asociación de Estudiantes en Ciencias Forestales y Recursos Naturales, se realizó una votación para seleccionar a uno de los dos grupos que nos habíamos formado. Nuestro equipo estaba integrado por Eduardo Sánchez Chávez, Angélica Alcántara Sánchez, Lilia Hernández Tecol,  Manuel Pacheco, Leticia Quiahuac, Ulices, Luis, y yo, Nancy Sánchez Tlacuahuac, en ese entonces Beh Miss no era parte de la mesa, pero tuvo un papel muy importante para CHAUPEA.

Mesa representativa período 2014-2015

El inicio de actividades fue un poco complicado, porqué primero teníamos que saber lo que queríamos como equipo, cuáles iban a ser las actividades prioritarias y cómo las íbamos a hacer. Cuando tuvimos la repuesta, comenzaron nuevos problemas, debíamos coordinarnos, escucharnos, tolerarnos y sobre todo respetarnos. En la universidad hacemos en más de una ocasión trabajos en equipo, pero lamento decirles que estos sólo son una vaga idea de lo que se debe o más bien no se debe hacer; como mesa debíamos estar coordinados por lo que repartir el trabajo era algo poco funcional, ya que siempre debíamos estar comunicados.

La responsabilidad es uno de los valores que más se desarrollan estando en CHAUPEA, debes de cumplir con las actividades de la organización, pero al mismo tiempo tienes que esforzarte y cumplir con las actividades académicas, seguir con tus clases de idioma, o bien, con alguna otra actividad extracurricular que tengas. Aprendes a valor el tiempo, tuyo y de los demás, porque te das cuenta que las cosas deben hacerse los más pronto posible antes de que las  oportunidades se vayan, pero no por eso debes ser impaciente, tienes que aprender a esperar, esperar a que te atienda el encargado del comedor, algún profesor, o hasta el rector.

Hablar en público debe ser una de tus cualidades, pero no te preocupes si no la tienes lo más probable es que aquí la desarrolles y hasta te llegue a gustar, ten por seguro que si te esfuerzas y trabajas en equipo CHAUPEA te ayudará a ser lo que quieras ser y a hacer lo que te propongas.

Actividades para trabajo en equipo

Estando en CHAUPEA uno aprende cosas que son útiles para la vida diaria y profesional, entre ellas: Hablar en público, realizar gestiones ante autoridades, recaudar fondos, hacer lo más que se pueda con poco dinero, organizar eventos, coordinar grupos, organizar el tiempo, crear contactos y muchas más. Además, te permite conocer personas con diferentes sueños, metas y perspectivas que pueden ayudarte a crecer personalmente, personas que quizá más adelante se conviertan en buenos amigos.

Nuestra asistencia al IFSS 2015 en Filipinas

Chapingo Unido por el Ambiente (CHAUPEA) fue un motivo más para esforzarme en alcanzar mis metas, me dio la oportunidad de no sólo hablar, sino de empezar a trabajar por el ambiente, hasta ahora sigue en pie y se va fortaleciendo gracias al trabajo de alumnos que tienen el mismo entusiasmo que hace unos años tuvimos un grupo de alumnos “locos y diferentes”.

Campañas de recolección de PET

Agradezco a CHAUPEA por todas las oportunidades que me dio, pero sobre todo por permitirme conocer personas muy especiales, que en más de una ocasión hicieron que momentos duros se convirtieran en dulces recuerdos.

CHAUPEA te permite crear recuerdos que más adelante te ayudaran a recordar que tienes  el potencial para hacer cosas grandes, así que nunca lo dudes.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

DÍGANOS QUE PIENSA

Acerca del autor

Nancy S. Tlacuahuac

Nancy S. Tlacuahuac

Ingeniera en Recursos Naturales Renovables por la Universidad Autónoma Chapingo. Estudiante de la Maestría en Agroecología y Sustentabilidad del Colegio de Posgraduados. Trabajó como Coordinadora de Proyectos en ADFERI, Consultores Ambientales, S.A de C.V. y como Consultora del programa Ecosistemas Terrestres del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).
Cerrar menú