IPBES 7

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Recientemente representantes de 132 países aprobaron el resumen para tomadores de decisiones de la Evaluación Global de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos en el marco de la Plataforma Intergubernamental Científico Normativa sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), misma que reconoce que la naturaleza es esencial para mantener nuestra economía, seguridad alimentaria, salud y calidad de vida, pero desafortunadamente durante los últimos 50 años ha sufrido cambios sin precedentes en la historia de la humanidad, poniendo en riesgo la supervivencia de un gran número de especies y el bienestar humano. En la cual pude asistir como observador de la International Forestry Students´Association

Entre los mensajes relevantes de esta evaluación destacan los siguientes:

  • Un millón de especies están en peligro de extinción.
  • 3/4 partes de la superficie terrestre y 2/3 partes de los océanos han sido profundamente impactadas por nuestras actividades
  • Siguen existiendo 5 casusas directas: 1) el cambio de uso de la tierra y el mar, 2) la sobrexplotación, 3) el cambio climático, 4) la contaminación y 5) las especies exóticas invasoras.
  • La agricultura es uno de los promotores de cambio más fuertes. Ha provocado la degradación del 23% de los suelos del planeta, reduciendo su productividad y amenazando la seguridad alimentaria.
  • También están desapareciendo variedades y razas locales de plantas y animales domesticados.
  • A esto se le adhiere que, en los últimos 50 años, la cantidad de personas que habitan en el planeta ha aumentado el doble, la economía global ha aumentado 4 veces y el comercio internacional 10 veces, por lo que se requieren más recursos de la naturaleza.
  • La cantidad de plásticos que se desecha en los mares ha aumentado 10 veces desde 1980, parte de la contaminación se debe a desechos agrícolas.

La Evaluación Global destaca que de seguir perpetuando los patrones actuales, no será posible cumplir con los compromisos internacionales como las Metas de Aichi y los Objetivos de Desarrollo Sustentable. Sin embargo, el reporte también enfatiza que no es demasiado tarde para revertir dichas tendencias, por lo que se requiere de una transformación profunda en nuestros valores, visiones y paradigmas, así como acciones urgentes en todos los niveles, particularmente mediante la eliminación de subsidios perversos, la cooperación intersectorial, la implementación de medidas preventivas, la adopción de decisiones en un contexto de resiliencia e incertidumbre y la aplicación del derecho ambiental.

¿Qué contempla este informe?
1. Abarca todos los ecosistemas terrestres, las aguas continentales y los mares abiertos.

2. Evalúa los cambios producidos durante los últimos 50 años, así como las consecuencias para nuestras economías, medios de vida, seguridad alimentaria y calidad de vida.

3. Clasifica las consecuencias relativas del cambio climático, las especies invasoras, la contaminación, el cambio en el uso de la tierra y el mar, así como otros problemas que afectan a la naturaleza.

4. Prevé cómo podría ser la diversidad biológica en los próximos decenios según seis hipótesis de futuro.

5. Evalúa las políticas, tecnología, gobernanza, cambios en el comportamiento, opciones y vías para alcanzar los ODS analizando las sinergias y disyuntivas entre la producción de alimentos, la seguridad hídrica, la energía y la expansión de la infraestructura, la mitigación del cambio climático, la conservación de la naturaleza y el desarrollo económico

Asimismo, durante esta séptima sesión del IPBES, hay mesas de trabajo, respecto a otros items que tienen que ver directamente con la plataforma.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Acerca del autor

Javier Valdivia

Javier Valdivia

Estudiante de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables, en la Universidad Autónoma Chapingo. Participante del proyecto EULALinks Sense; en la Universidad de Extremadura (España), durante el período 2015-2016. Asistente de investigación en el Centro del Agua para América Latina y el Caribe, del Tecnológico de Monterrey.
Cerrar menú